55.- Sentimiento de inferioridad subliminal, bajo valor subconsciente

inferiorMuchas personas viven con un sentimiento de inferioridad que a veces está escondido pero latente, o también se podría decir que viven con un amor a sí mismos incompleto. A veces no se dan cuenta, a veces sí, pero muchas veces en las actitudes o en sus acciones demuestran bajo valor o sensación de inferioridad respecto a los demás pero de manera “subliminal”, un sentimiento muy sutil y profundo que está latente. Estas personas, donde tal vez te encuentres tú, tienen la creencia arraigada de que ellos no se merecen tanto, de que no son tan buenos, de que las cosas no les deben salir tan bien como a otros, de que las circunstancias no les benefician como a los demás. Cuando algo bueno les sucede creen que es algo inmerecido o que es cuestión de suerte. Les cuesta creer que sus logros son por ellos mismos, tienden a atribuirlos a otras personas, a las circunstancias o a la suerte, o simplemente minimizan sus logros como si no lo merecieran. Esto revela inseguridad, poco valor y hasta poca autoestima. Veamos un ejemplo:

Fulanita es una chica que estudia psicología, está en el primer semestre y le va muy bien, pues le dedica mucho tiempo a sus estudios y siempre obtiene buenas calificaciones. Ella, desde niña ha sido responsable, se ha acostumbrado a estudiar mucho y lo sigue haciendo como por inercia. Ella ha sobresalido entre sus familiares por sus calificaciones, es la estudiosa de la familia, la chica “genio”, la chica “cerebro”, la chica “inteligente”. Resulta que un día, en una reunión familiar su tía le dice:

-Fulanita, estamos muy orgullosos de ti, sabemos que en este fin de curso fuiste el mejor promedio de la universidad

Y ella responde con la cabeza casi viendo al suelo, con una voz que demuestre timidez e inseguridad:

-No es para tanto tía, la verdad las tareas y exámenes no son difíciles. Además, este semestre me tocaron muy buenos maestros y con la racha de buena suerte que traigo pues fui el mejor promedio. No sé cómo me vaya en el próximo.

La tía dice:

-Pero Fulanita, tú siempre has sido una muy buena estudiante

Ella responde:

-Pues es nada más cuestión de ser responsable, es gracias a mis papás, ellos me enseñaron desde niña a estudiar

Analiza sus respuestas, razona cada palabra que ella dice y verás cómo trata de quitarse los méritos, minimiza sus logros, habla como si ella no se lo mereciera, trata de atribuir su éxito a las circunstancias o a sus padres, como que no acepta que el éxito lo haya logrado ella, hasta lo atribuye a la suerte. ¿Te das cuenta? Esto no sólo demuestra humildad, igual demuestra un sentimiento subliminal inferior, un sentimiento de No merecimiento; como si ella no creyera que fuera lo suficientemente buena y valiosa para esos éxitos, por eso trata de atribuirlos a cosas o personas externas a ella. Estas actitudes demuestran bajo valor o falta de valor, algo no nada bien en el concepto que tiene de sí misma. Esto es muy común debido a las creencias mediocres que las personas tienen de sí mismas.

Tal vez tú te estés preguntando, ¿cómo hubiera respondido su tuviera muy bien establecido su autoestima, su valor y su seguridad? ¿Cómo hubiera respondido si ella no tuviera ese sentimiento de inferioridad escondido en lo más profundo de ella? ¿Cómo hubiera respondido si ella tuviera claro lo que vale y lo que se merece? Analiza el diálogo:

Tía.- Fulanita, estamos muy orgullosos de ti, sabemos que en este fin de curso fuiste el mejor promedio de la universidad

Ella.- Muchas gracias tía, así es, obtuve el mejor promedio, para mí es un honor ser de esta familia y demostrar que tengo mucho potencial.

Tía.- Tú siempre has sido una muy buena estudiante

Fulanita.- Así es tía, nací con exceso de inteligencia y tengo que estudiar para divertirme jaja. Gracias a Dios que me puso una cerebro superdotado jeje

¿Notas la diferencia? En este último diálogo ella acepta sus éxitos, acepta que es exitosa, no trata de atribuirlo a la suerte ni minimiza sus logros. Habla segura de sí misma, demuestra alto valor, demuestra que tiene un muy buen concepto de sí misma, habla con buena autoestima. No es presumida, usa el sentido del humor para amortiguar cualquier apariencia de arrogancia o prepotencia. Ella no tiene un sentimiento de No merecimiento, no tiene bajo valor, no tiene la creencia arraigada de que ella no se merece sus logros. Su mentalidad es otra.

Su tú eres como ella en el primer caso, cambia tu manera de pensar, tú vales mucho y te mereces lo mejor, no tienes por qué minimizar tus logros ni atribuirlos a circunstancias o personas externas.

La próxima vez que te halaguen o de feliciten por tus logros o éxitos, analiza muy bien lo que deseas responder y si vas a responder minimizando tus éxitos reacciona y corrige tu palabras, porque tú vales mucho y mereces lo mejor.

 

Igual recuerda que en la manera en que escoramos las palabras al hablar revelamos cosas. SI quieres más sobre la comunicación emocional haz clic aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No siempre lo juegan los bebés

"Comprarle buenos juguetes a tu bebé, no garantiza que dejen de jugar cajas y botellas"   Cuando tenemos un bebé, vivimos una experiencia inolvidable, mágica y de aprendizaje. Deseamos darle lo mejor, comprarle la mejor ropa, los mejores accesorios y los mejores...

¿Por qué soñamos? ¿Para qué sirven los sueños?

¿Alguna vez te has preguntado por qué soñamos? Yo me he hecho esa pregunta varias veces. O, ¿te has preguntado para qué sirve soñar? Si te pones analizar las partes de tu cuerpo, parece ser que todas tienen una función, excepto las muelas del juicio y el apéndice, que...

Lo que compartes en redes sociales te delata

"Dime qué publicas y qué compartes en tus redes sociales, y te diré quién eres en realidad"   A veces con sólo verle la cara a una persona ya tienes idea de cómo es. Si es muy serio, muy enojón, muy alegre, etc. Pero no sólo su cara revela parte de su verdadera...

El secreto, ley de la atracción – ¿Verdad o mentira?

Se ha expandido la creencia de una ley que no todos conocían, llamada Ley de la atracción. Por lo visto ha tenido mucho auge y aceptación, y creo que en parte es porque menciona la física cuántica para explicar que los pensamientos crean realidad. ¿Pero será eso...

El que está en medio abarca más

En el mundo somos millones de personas y cada quien tiene un cerebro propio, una mente propia, una vida propia; cada persona es un ser individual que tiene sus propias experiencias, sus propios problemas, sus propias vivencias, y por todo lo anterior, tiene una manera...

No culpes a otros, ni te lamentes. Los 3 culpables de todo

Una de las cosas que la gente hace cuando tiene problemas, o cuando su situación no es tan favorable como quisiera, es echarle la culpa a otras personas y quejarse de lo mal que les va. Si tú eres una de esas personas, no debes quejarte de nada ni estarle echando la...

Dos ocasiones de amor intenso y súbito

"Hay dos ocasiones en las que amas en poco tiempo de manera intensa y súbita a una persona: cuando tienes un hijo, y cuando te enamoras"   El amor es algo que se siente en diferentes intensidades, y por lo general aumenta o disminuye gradualmente. Es como la...

¿Qué buscan los hombres de una mujer?

Una compañía conocida utiliza en sus anuncios y eventos a una rubia hermosa con un cuerpo muy proporcionado, y todas las empresas que producen alcohol utilizan por lo general a mujeres con cuerpos y rostros bellos. Pero, no sólo las empresas comerciales hacen esto,...

Futuro e incertidumbre

"Siento que es cierto que el futuro es incierto, pero no me apreso ni me lamento. Lo forzo para sacarle provecho"   Nadie puede conocer el futuro, ni saber lo que sucederá con su propia vida en los días siguientes. Esto por lo general genera cierta incertidumbre...

El turno de los padres y de los hijos

"Los padres estarán en los primeros años de los hijos, y aunque ellos no lo recuerden todo, deben estar siempre en los últimos años de sus padres" Nadie decide nacer, ni escoge a sus padres, ni a sus hijos. Todo pasa siguiendo una secuencia, y al principio, cuando...