Es mejor hacer que tu enemigo se convierta en tu amigo, que derrotarlo

Un amigo estaba buscando trabajo, fue a varios lugares y siempre le decían que luego le llamaban, pero nunca lo hacían. Él comenzó a estudiar la universidad pero no la terminó, se quedó a la mitad. Estaba estudiando ingeniería, y a pesar de que no terminó sus estudios por problemas económicos, sabe mucho sobre ingeniería industrial y otros temas. Es una persona muy inteligente, y cuando quiere saber algo lo investiga. Tiene amplios conocimientos, no sólo en su área, sino también en otras.

La prepotencia puede generar enemistad

Después de estar buscando, al fin le dieron uno en una gran empresa, y la verdad, era una esclavitud ese trabajo. Le pagaban muy poco y tenía que estar trabajando sin parar. Y para colmo, el ingeniero que estaba a cargo de su área, era una persona que por ser el jefe se creía un “semidiós”. Era prepotente y parecía que para él todos los empleados eran inferiores. Cuando esta persona entrevistó a mi amigo y quiso tratarlo de una manera prepotente, mi amigo demostró que no era una persona que se sentía inferior y que no le intimidaba nadie que tenga un puesto superior. Además, al ser interrogado con preguntas difíciles por el mencionado jefe, mi amigo supo responder todo, e incluso, abundó más en el tema, de tal manera que el jefe se dio cuenta que no estaba hablando con una persona que se intimidaba, ni mucho menos con una persona ignorante. Mi amigo, en el diálogo con el jefe entrevistador, nunca demostró sentirse inferior ni intimidado, por lo contario, demostraba estar al mismo nivel que el entrevistador. Esto podría ser bueno para quien lo entrevistaba, porque percibía que estaba ante un potencial empleado, capaz y con mucho conocimiento, pero también esto podría ser malo para el entrevistador, porque podría sentirse menos o envidioso al estar con un potencial empleado que no se intimida y que no es ignorante.

Algunas personas abusan de su autoridad

Mi amigo fue contratado, el feje casi no entraba en contacto con él, porque su superior inmediato era otro. Pasaron unos cuantos días y mi amigo se cambió de empleo, pues consiguió uno en el que a pesar de que era muy poco lo que le pagaban, era más que lo que ganaba en el primero. En su nuevo empleo también había un jefe que se creía “semidiós”, y no sólo eso, sino que le gustaba humillar a los empleados regañándolos a insultos. Al principio todo parecía normal, pero los que ya estaban laborando allí comentaban que al jefe le decían “diablo”, porque era muy malo con los empleados, sobre todo, con los supervisores, porque ellos eran quienes estaban en la parte intermedia, o sea, eran quienes tenían que ver que los obreros trabajen bien y dar cuentas al jefe sobre el trabajo de aquellos. Pero mi amigo es una persona que piensa que no por tener un puesto menor, tiene que aguantar insultos y humillaciones del jefe, así que estaba dispuesto a ponerse al “tú por tú” con el “diablo”.

Tu inteligencia y conocimiento puede hacer que otros te vean con envidia

Los días fueron pasando, y el jefe, apodado “el  diablo”, comenzó a darse cuenta, cuando capacitaba a los nuevos empleados, que mi amigo respondía todo lo que preguntaba, que mi amigo dominaba mucho la ingeniería y que leía demasiado. Incluso, mi amigo llegó a  hablar delante de todos, cosas sobre ingeniería que ni el mismo feje sabía. Pero, como “el diablo” es una persona arrogante, prepotente y ególatra, parecía no estar muy de acuerdo en tener a una persona que podría sobrepasarlo en conocimiento, así que comenzó a mirar a mi amigo como un “peligro” para su autoridad. El jefe notaba que mi amigo no era el empleado que se deja pisotear por el jefe. Esto parecía hacer nacer en el jefe una actitud muy negativa ante mi amigo, sobre todo, porque él manipulaba en cierta manera a los demás empleados, pero a mi amigo no. Por lo contario, éste, les explicaba a los otros empleados que el jefe usaba ciertas técnicas las cuales ellos no percibían.

Cuando mi amigo me platicaba todo esto, sobre todo, lo de su segundo empleo, notábamos una situación muy interesante. Presta mucha atención, y recuerda muy bien lo que has leído hasta ahora sobre la actitud de los jefes prepotentes y la de mi amigo. Podemos darnos cuenta de dos cosas muy notables y elementales:

1.- Los jefes de los ejemplos anteriores, sobre todo, el del segundo, son personas que por tener un empleo de autoridad se creen “semidioses” y con derecho de humillar, pisotear y hacer sentir inferiores a los empleados debajo de ellos.

2.- Mi amigo no es una persona que NO se cree inferior, ni mucho menos es una persona que se deja pisotear por un jefe prepotente con exceso de ego y narcisista.

Opciones para actuar ante alguien que tiene más inteligencia o conocimientos que tú

Ahora, tomando en cuenta lo anterior, aquí hay dos actitudes que puede tomar el jefe respecto a mi amigo como empleado:

1.- O lo ve como un peligro, como una tope al abuso de la autoridad, como un estorbo a la prepotencia, como un líder que puede influir en el resto de los empleados para abrirles los ojos, como una persona a quien envidiar porque tiene mucho conocimiento y buena autoestima, y entonces lo trata mal o hace lo posible para sacarlo de la empresa.

2.- O ve a mi amigo como una persona excelente, con un buen desempeño, como un empleado del cual se puede aprender y que puede aportar mucho a la empresa, y hace que se convierta en su amigo.

Si puedes, no derrotes a tu enemigo, conviértelo en tu amigo

En pocas palabras, solo hay dos opciones, o derrotas al enemigo, o haces que se convierta en tu amigo. La verdad, es que es mucho mejor hacer que un enemigo se convierta en tu amigo, que vencerlo. Sin embargo, a pesar de que esto es tan fácil de entender, no todas las personas tienen la suficiente inteligencia, ni la humildad, para optar por la opción dos. En el caso del jefe apodado el diablo, parece ser que él no entiende esto, y que por lo contario, comienza a empeñarse a molestar a mi amigo, a punto de “declararle la guerra”. ¿Por qué hacer guerra, por qué tener enemistades, si de esa manera ambas partes sufren en cierta manera, cuando ambos pueden ser buenos amigos y llevar la vida más feliz? El orgullo, el egocentrismo y la arrogancia, muchas veces perjudican tanto a las personas que no les permiten ver la mejor opción.

Ahora, esto mismo podemos aplicarlo del otro lado, o sea, mi amigo también puede optar por una de estas dos cosas:

1.- O se pone en contra del jefe para hacerle entender que no por ser un empleado se va a dejar pisotear, y “le declara la guerra”.

2.- O sea hace amigo del jefe para llevar “la fiesta en paz”, y hasta para salir beneficiado en ese empelo.

La mejor opción, tanto para el jefe, como para el empleado, es la segunda; sin embargo, del lado del empleado podría percibirse esto como hipocresía o como lambisconería, o como un acuerdo ante la injusticia que comete “el diablo”. Sin embargo, para que no sean todas estas cosas reales, debe haber alguna manera de hacer amistad sin apoyar la injusticia y sin ser un lambiscón e hipócrita.

En conclusión, no cabe duda que es mejor hacer que tu enemigo se convierta en tu amigo, que derrotarlo, aunque no siempre se pueda. ¿Ustedes qué opinan?

Si quieres desarrollar tu Sistema Inmunológico Emocional para hacerle frente a las ofensas, haz clic AQUÍ 

1 Comentario

  1. Víctor

    Consejos prácticos para hacer de un jefe como el “diablo” tu amigo?

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Ejemplo real de cómo convertimos enemigos en amigos - [...] el artículo anterior dije que es mejor hacer que tu enemigo se convierta en tu amigo, que derrotarlo. Hoy…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cartas de desamor, una con baja autoestima y otra con alta autoestima

A continuación te mostraré dos cartas de desamor, una escrita por una persona con baja autoestima, y otra escrita por una con alta autoestima, analízalas y nota las diferencias. Carta de desamor con baja autoestima Fulanito tenía una novia que le fue infiel, él no...

Cuatro preguntas para ti

Hola amigos, Tublindaje ya va para dos años y seguimos creciendo, eso me da mucho gusto. Hoy quiero hacer algo diferente, quiero hacerles pensar más de lo acostumbrado a la vez que hacemos este artículo más interactivo. He decidido hacerles 4 preguntas interesantes...

¿Tienes más de una cuenta de Email?

No sé cuántas cuentas de correo electrónico tengas, pero por lo general, las personas tenemos más de una, sobretodo,cuando tenemos algún negocio. En mi caso, yo tengo varias, tengo dos de hotmail, una de gmail, y varias que utilizan la terminación de los dominios de...

49.- Técnica para aumentar tu autoestima

Te voy a mostrar una técnica efectiva para elevar tu autoestima, pero antes, te voy a explicar unas cosas para que entiendas por qué lo que vamos a hacer funciona: 1.- La música genera emociones. Si escuchas una canción alegre tendrás sentimientos de alegría, euforia,...

Los insultos no deberían dañarte

"Insultarme para dañarme, es como querer romperle los cristales a un automóvil con insultos" Una piedra lanzada a una persona o lanzada a los cristales de un automóvil, tiene el poder real de dañar, tanto al cuerpo como al coche. Pero, los insultos no tienen ningún...

Los negocios existen en internet con una web

"Las personas existen en el mundo físico por medio de un cuerpo, los negocios existen en internet por medio de una página web"   Vivimos en un mundo físico de tres dimensiones, y para poder existir aquí necesitamos un cuerpo que que ocupe un tiempo y un espacio...

Bienvenidos a mi mundo

Si entras a un lugar donde la gente está fumando, seguramente sales con olor a cigarro; si sales donde llueve, seguro te mojas. Si entras a un ligar frío, sentirás frío, si lees cosas tristes, la tristeza se te pega, si hablas de problemas, tu mente sólo piensa en...

Pensamientos de éxito

Hace unos años fui a comprar pan y cuando salí de la panadería, sin querer vi hacia el suelo y había un billete tirado en la calle. No ha sido la única vez que he encontrado dinero, pero obviamente eso no sucede seguido. También, en una ocasión, cuando estaba...

No destruyas la autoestima de tu hijo ni de ningún niño

Muchos lectores tienen hijos y otros los tendremos algún día. Aquí les daré un gran consejo. Nunca le digas a un niño lo que verás subrayado en el ejemplo de abajo y menos cuando esté con su amigo. Haz de cuenta que tu hijo está jugando en la calle con su amigo. Al...

Inteligencia y creencias

"La inteligencia está al servicio de las creencias"    Tenemos capacidad para pensar, razonar y tomar acciones, pero sobre todas esas capacidades existe algo muy poderroso en nuestra mente que es la que hace que nos conduzcamos como lo hacemos. Esas son las...