Cel/Whats: 9991 27 52 42
La autocrítica en

La Autocrítica en el diálogo interno

Yo creo que en un estado consciente no se puede tener la mente en blanco. Siempre estamos procesando información que entra por nuestros sentidos, aunque no estemos pensando las cosas de manera consciente. Esto se debe a que estamos en una realidad rodeados de cosas, personas y situaciones. Así, cuando tú estás acostado sólo en tu habitación, solo por ver el techo ya estás procesando información, generando pensamientos o ideas conscientes o inconscientes. Además, tu mente entra en actividad pensando cosas para no aburrirse. Así que, aun cuando estemos solos, nuestra mente siempre estará activa.

El diálogo interno

Por otra parte, todos platicamos con nosotros mismos, por lo general, cuando estamos solos o con poca actividad alrededor. A esto le llamamos diálogo interno. Pasamos muchas horas, sin darnos cuenta, hablando con nosotros mismos. Por ejemplo, cuando pensamos en silencio:

“Hoy iré al cine a ver esa película que tanto he esperado. Ya quiero que llegue la hora”

“Hoy iré a cenar con Fulanita, ya quiero ver cómo irá vestida, se debe ver muy hermosa”

“Ya son las 3 de la tarde y aún no he comido. No sé qué comer, no hay nada por aquí

“Mañana me toca pagar la mensualidad del préstamos que me dio el banco y no tengo dinero. ¿Qué voy hacer? No puedo estar tranquilo así, esto me estresa mucho”

Estás esperando que el semáforo cambie a verde, y cuando sucede, el conductor que va delante de ti se tarda en avanzar, y piensas haciendo coraje: “¿por qué no avanzas? ¿Qué no vez que ya cambió el semáforo? Avanza, como tú no tienes prisa”

Quieres acercarte a platicar con una persona que te gusta mucho y piensas: “¿Y si no quiere platicar conmigo? Me veo muy gordo, no creo que le agrade estar conmigo”

O cuando vas caminando con un vaso de agua, te tropiezas y derramas un poco pensando diciéndote a ti mismo: “qué bruto eres”

O cuando piensas: “mis amigos han prosperado bastante, en cambio yo, soy un fracasado”

Estás haciendo un ejercicio matemático, no te sale, y piensas: “no soy bueno en matemáticas, soy muy bruto para estas cosas, no tengo cerebro para los números”

Después de ver los ejemplos anteriores, podemos decir que básicamente nuestro diálogo interno está formado por:

  • Pensamientos positivos que nos hacen sentir bien
  • Pensamientos negativos que nos hacen sentir mal

La autocrítica

Desgraciadamente, en muchísimas personas, un alto porcentaje de los pensamientos en su diálogo interno son negativos, y éstos son en su mayoría:

  1. Pensamientos respecto a los problemas
  2. Pensamientos autocríticos

Vamos hablar en este caso de los pensamientos que son una crítica a nosotros mismos, de los pensamientos que son una ofensa a nuestra persona, de los pensamientos que nos decimos a nosotros mismos degradándonos.

La autocrítica es un problema que nos bombardea día a día en nuestra propia mente, causado por nosotros mismos.

¿De qué sirve que te digas que eres torpe o fracasado? Solamente te sirve para sentirte mal, para implantar en tu mente creencias limitantes las cuales controlarán tus actitudes y conductas para que actúes como torpe y fracasado, aun cuando en el momento en que tuviste esos pensamientos, no seas torpe ni fracasado.

La solución

Hay que eliminar todo pensamiento negativo presente en tu diálogo interno, porque el hecho de que piensas ofensivamente en los problemas o en tus defectos, no resuelve los problemas, ni resuelve tus defectos, por el contrario, sólo te hace sentir mal y crea las condiciones adecuadas en tu subconsciente para que sigas en los mismos problemas y con los mismos defectos. Pero, para que puedas eliminar todos esos pensamientos negativos y de autocrítica, tienes que observar tu diálogo interno. Te aseguro que cuando lo hagas, te vas a sorprender de toda la cantidad de cosas que piensas en tu propia contra. Toma unos días, o una semana, y ponte a observar qué es lo que pasa en tu mente cuando estás solo, observa qué pensamientos involuntarios surgen, y si eres una persona negativa y que constantemente se autocritica y piensa en sus problemas una y otra vez, te sorprenderás de la cantidad de pensamientos destructivos que tienes. Como dije antes, todos tenemos un diálogo interno, pero estamos tan acostumbrados, que ya ni cuenta nos damos de lo que pensamos, ni de lo que nos decimos a nosotros mismos, sin embargo, los efectos siempre estarán presentes

Es importante reconocer nuestros errores o darnos cuenta de las cosas que estamos haciendo mal para corregirlas, pero no es necesario, y es totalmente destructivo, criticarnos por nuestros errores, o por las cosas que estamos haciendo mal. Por ejemplo, si se te dificultan las matemáticas, simplemente piensa: “se me dificulta resolver los ejercicios matemáticos, voy a tomar asesorías o practicar más para dominarlos mejor”, no pienses: “no soy bueno en matemáticas, soy muy bruto para estas cosas, no tengo cerebro para los números”

Si caminas con un vaso de agua en la mano y te tropiezas derramando el agua, simplemente piensa: “derramé un poco de agua sin querer”, y presta más cuidado para no volverte a tropezar, pero no pienses: “qué bruto soy (por derramar el agua)”

Nunca te critiques a ti mismo. Reconoce tus errores, corrígelos, pero no te ataques con pensamientos ofensivos

Analiza muy bien tu diálogo interno y elimina todo pensamiento ofensivo sobre ti mismo

Todos tenemos una autoimagen, un autoconcepto que nunca está quieto, siempre está en constante cambio porque lo vamos alimentando con las experiencias, percepciones y pensamientos que tenemos sobre nosotros mismos. Así que, para alimentar de manera sana tu autoimagen y mantener una buena autoestima, tienes que pensar siempre positivamente sobre ti, nunca permitas pensamientos ofensivos que harán que tu autoimagen y autoconcepto se deterioren, que harán que se implanten en tu mente creencias limitantes que diseñarán conductas perjudiciales.

Autor: Marcos

Soy amante de los negocios, de la lectura, de la escritura, de la ciencia y la tecnología. Me gusta escribir sobre superación personal, autoayuda y relaciones amorosas e interpersonales. Mi deseo es que seas una persona blindada, que sientas el poder fuir en tu vida, con autoestima inquebrantable, con seguridad propia fuerte, con dominio emocional, feliz en todos los ámbitos de tu vida, con la cabeza siempre en alto, sin temores innecesarios y absurdos.

Share this article

Comments

  • junio 2, 2013

    Hola Marcos, me gustó muchísimo tu informe sobre La Autocritica en el diálogo interno y pienso poner en práctica tus consejoss… gracias!!!

    • junio 2, 2013

      Hola Silvia, me da gusto que te sirva todo lo que escribo, y más que lo pongas en práctica. Gracias por cu comentario!

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *